Productos Armonizados con Radiónica GRATIS

ACEITES ESENCIALES TERAPEUTICOS EN LA ANTIGÜEDAD

ACEITES ESENCIALES TERAPEUTICOS EN EL MUNDO ANTIGUO

mundo antiguo

Todas las más importantes civilizaciones antiguas, como los egipcios, los romanos, los griegos y la India védica, confiaban en el poder de los aceites esenciales terapéuticos.

Los usaban para mantener o sanar el cuerpo, la mente y el alma. También para ceremonias religiosas, rituales, y para embalsamar a los muertos.

Fueron utilizados médicamente para tratar con bacterias, virus y hongos. Poseen la cualidad de regenerar los tejidos y nervios. Nos aportan también fragancias exquisitas que pueden levantar los ánimos y equilibrar el cuerpo, al mismo tiempo que se alejan las emociones negativas.

En este post de hoy, quiero hablarte de los aceites esenciales terapéuticos en el antiguo Egipto y también mostrarte algunas referencias Bíblicas acerca de los aceites esenciales terapéuticos. Mi objetivo es que puedas darte cuenta de que la aromaterapia moderna científica, ya tenia sus orígenes lejanos en las culturas antiguas mas importantes.

LOS ACEITES ESENCIALES TERAPEUTICOS EN EL ANTIGUO EGIPTO

Tutankamón

En aquella época los aceites esenciales terapéuticos eran muy valorados, incluso mas que el oro, y desde mi punto de vista era algo muy inteligente, porque al usarlos benefician todo tu ser, cosa que no ocurre con un metal.

Cuando los ladrones apresurados robaban en alguna tumba, se llevaban los aceites esenciales terapéuticos dejando el oro.

Al abrir la tumba del rey Tutankamón, en el año 1922, se descubrieron sobre 50 alabastros diseñados para contener 350 litros de aceites esenciales terapéuticos.

A pesar de haber pasado tanto tiempo, los aceites esenciales terapéuticos que quedaban, aun se encontraban en buenas condiciones químicas para ser utilizados.

En el año 1817 fue cuando descubrieron en Egipto, el famoso papiro de Ebers, fue datado en el año 1500 a.C., el papiro tenía alrededor de 800 remedios herbales.

Otros manuscritos encontrados, muestran  el éxito de los tratamientos de varias enfermedades con remedios de las plantas.

En muchos casos, los tratamientos eran a base de mirra, en la actualidad también son reconocidos los beneficios de este aceite esencial maravilloso, sobre todo para la piel y regeneración de los tejidos.

Los antiguos egipcios lo utilizaban también para el embalsamiento de los muertos, junto con el cedro y el sándalo.

Ten presente que los egipcios también solían utilizar los aceites esenciales terapéuticos para sanaciones emocionales.

Ellos tenían la creencia de que la persona tenía que estar purificada antes de morir, de otra forma, el muerto no podría continuar su camino hacia la vida siguiente.

El ritual duraba tres días, utilizando varios aceites esenciales terapéuticos con dos personas facilitadoras, y se le daban baños a la persona.

LOS ACEITES ESENCIALES TERAPEUTICOS EN LA BIBLIA

Biblia

En la Biblia encontramos muchas referencias acerca de los aceites esenciales terapéuticos , ungüentos e inciensos.

Podemos ver en el Nuevo Testamento, que en el nacimiento de Cristo, estaban tres hombres sabios, que son los reyes Magos, ofreciendo al niño Jesús sus regalos de incienso y mirra.

También es muy conocido en la Biblia el relato de María Magdalena, cuando ungió a Jesús con aceite esencial de nardo.

En el éxodo, podemos leer que Dios le entrega a Moisés una receta de un ungüento sagrado.

Las antiguas leyendas relatan como Jesús usaba los aceites esenciales terapéuticos  para realizar sanaciones en aquellos tiempos antiguos.

En la actualidad, la Iglesia Católica todavía sigue con la antigua tradición de untar la frente de los creyentes con aceites sagrados en días santos.

Si te ha gustado este post, me puedes ayudar compartiéndolo.

En caso de estar embarazada o bajo tratamiento médico, consulta a tu doctor.

Alfredo

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Los aceites esenciales y el post, no tienen la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.

 


Dejar un comentario