¡Bienvenid@ A La Aromaterapia Radiónica!

Medicamentos Modernos Y Plantas

MEDICAMENTOS MODERNOS Y PLANTASAmapolas

Los primeros medicamentos modernos, tal como hoy en día se conocen, comenzaron a producirse en el siglo XVI, a partir de las plantas se elaboraron los productos químicos.

 

Por ejemplo, el opio se aisló de la adormidera.

 

La emetina de la ipecacuana.

 

La aspirina de las cortezas del sauce.

 

Y la quinina del árbol de la quina.

 

Estas sustancias aisladas del resto de la planta parecían más efectivas que las materias primas restantes unidas, y la forma fácil de administrarlas es: píldoras, cápsulas, etc.

 

Hizo que la industria farmacéutica levantara el vuelo hasta tal punto que nos olvidamos por completo de que son las plantas las que generan este producto.

 

En la actualidad, con toda la información e interés que existe con todos los temas naturales y ecológicos, estamos redescubriendo viejos tesoros de verdadera sabiduría de la salud.

 

Muchas veces nos damos cuenta de que en ocasiones estos productos químicos que tomamos tienen una repercusión más negativa colateral que los beneficios que pretenden aportar.

 

Se está volviendo a valorar la planta tomada en su forma original porque los principios activos se absorben y metabolizan más fácilmente.

 

La efectividad terapéutica de una planta en su totalidad con las sustancias originales es más saludable debido a esta sinergia.

 

En el tratamiento a base de plantas, es más lenta su acción, aunque su efecto es más duradero y estable.

 

Las plantas, tomadas en la dosis recomendada, no presenta efectos secundarios (siempre que se eviten las especias, ya que son tóxicas).

 

No producen ningún tipo de dependencia, a diferencia de los productos de síntesis de ellas obtenida.

 

Por ejemplo, la valeriana tomada de forma natural no crea dependencia, sin embargo, su respectivo uso en química farmacéutica (Valium, por ejemplo), presenta adicción.

 

No se trata de ponerse en contra de los adelantos de la ciencia en productos químicos, ya que en una situación extrema pueden salvar vidas.

 

Pero si tomar conciencia de no abusar de ellos, ya que pueden ser dañinos.

 

Antes de buscar un tranquilizante químico, lo puedes intentar con pasiflora y valeriana, sauce y tomillo para salir de un resfriado o gripe.

 

Existe una farmacia natural al alcance de la mano, que son las plantas medicinales, pues pueden resolver sin consecuencias indeseables muchos problemas de salud.

 

Primero la palabra, después la planta, y en último término: ¡el cuchillo!

 

(aforismo médico griego)

 

Un saludo,

 

Alfredo

 

Fuente: El botiquín de las hadas (Clara Castellotti)

 

LivingBioEssentials.com

 

BiofreshCosmeticaNatural.com

 

 

Nota: Todos nuestros productos son tratados con RADIÓNICA para potenciar sus beneficios terapéuticos.

 

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Este post, no tiene la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.

 

 

SHOPPING ONLINE

 

5% DESCUENTO EN COMPRAS SUPERIORES A 25€ (solo online)

 

(fuera de España solo servimos Biofresh Rosa de Bulgaria. Aceites No)


Dejar un comentario