¡Bienvenid@ A La Aromaterapia Radiónica!

Por Qué En Siglos Pasados Se Protegían De Infecciones Con Canela

POR QUÉ EN SIGLOS PASADOS SE PROTEGÍAN DE INFECCIONES CON CANELA

 Canela

Es de la familia de las Lauraceaes y su nombre científico Cinnamomum zeylanicum.

 

De la canela se utiliza la corteza y el aceite esencial, con cualidades antisépticas.

 

Es de la misma familia que el laurel y el alcanfor.

 

Tiene aldehído cinámico, eugenol, alcoholes terpenos, pineno, linalool, mucílago.

 

La canela estimula la función cardíaca, circulatoria, facilita la digestión y es antiséptico y anti putrefacción.

 

En siglos pasados se llevaban unas cajitas llenas de plantas para protegerse de enfermedades infecciosas y la canela era una de ellas.

 

Decía Chamberlain en 1887 que solo tres esencias contenían el más alto poder antiséptico: la canela china, la canela de Ceylán y el orégano.

 

La esencia de canela se usaba en casos de bronquitis e infecciones respiratorias, diluyendo unas gotas con agua en vahos.

 

En infusión se indica para aerofagia e infecciones intestinales.

 

Tonifica el aparato digestivo aumentando los jugos gástricos.

 

La canela es indicada también para digestiones pesadas, inapetencia, atonía gástrica y flatulencia.

 

No se debe administrar en casos de úlcera gastroduodenal, que ya se verifica un exceso de jugo gástrico ácido.

 

Favorece el menstruo, a veces ha sido acusada de ser abortiva.

 

Afrodisíaca.

 

La canela es bactericida y antiparasitaria en uso externo.

 

Forma parte en preparaciones como las pastillas pectorales, dentífricos, elixires bucales, etc.

 

-Infusión: 8-10g de corteza por cada litro de agua.

 

Al endulzarla, su eficacia se ve aumentada.

 

-Esencia: 2-3 gotas diluidas en agua, tisana varias veces al día.

 

Saludos,

 

Alfredo

 

Fuente: El botiquín de las hadas (Clara Castellotti)


Dejar un comentario