Productos Armonizados con Radiónica GRATIS

Tarragona

TARRAGONA

Tarragona

Antes de que el sol asomase tímidamente por el horizonte del mar, llegaba a la entrada de Tarragona.

 

Como siempre suelo hacer en estos casos, paré el coche y puse en marcha el GPS, gran maravilla tecnológica para estos casos.

 

Todavía con la transformación alquímica de la noche en día, tuve que esperar al organizador de la Feria, que no lo conocía, pero por H o por B siempre se mueven de cierta forma, que adivinas, entre varias personas, quién es.

 

No era una Feria temática, como la Medieval, Hippie, Romana, etc. Era algo inventado, sin más, pero estaba en el centro de la ciudad, una buena calle comercial.

 

Y la primera impresión me gustó, gente entendida en mi tema, con inquietudes, y eso me gusta.

 

Me pedían consejo sobre algunos aceites esenciales, como romero, https://biofreshcosmeticanatural.com/products/aceite-esencial-de-romero-10ml?_pos=1&_sid=e821c85e1&_ss=r árbol de té: https://biofreshcosmeticanatural.com/products/aceite-esencial-arbol-de-te-10ml?_pos=1&_sid=3c0c0ec8b&_ss=r

 

Tarragona me encanta, pegada al mar, sus edificios romanos, comercios, el Puerto, pasear por sus calles es una delicia para los sentidos.

 

El coche lo tuve que aparcar en la zona baja de la ciudad, cerca del mar, pegado a una urbanización de pisos nuevos y en esta ocasión opté por dormir en el coche.

 

Recuerdo que hacía frío, me cobijé dentro del saco de dormir y todavía le añadí dos mantas más.

 

Pasar la noche así, es una sensación extraña, entre el placer y el dolor emocional, estás casi en la calle, casi expuesto a las circunstancias nocturnas, que se dan a menudo.

 

Aunque hay una comunión con el Universo y la Naturaleza, que no la experimentas con la comodidad de un buen hotel.

 

Me desperté con los primeros rayos del sol, es un momento placentero, suelo beber un sorbo de agua y me dispongo a buscar un buen lugar para desayunar.

 

Pero este día me sorprendió el que a mi lado había un vehículo que también hizo, como el mío, de hotel habitación, aunque no se trataba de un feriante.

 

Me di cuenta que las ruedas del coche estaban desinfladas y tenía toda la pinta de que el coche estaba abandonado, eso, lo que se suele decir, una persona indigente.

 

Sentí empatía y algo más, diría yo, de repente te imaginas como ha llegado esta persona a esta situación, te vuelves más comprensivo, más humano.

 

Un saludo,

 

 

 

Alfredo

 

 

 

 

 

 

LivingBioEssentials.com

 

 

 

BiofreshCosmeticaNatural.com

 

 

 

 

 

 

 

Nota: Todos nuestros productos son tratados con RADIÓNICA para potenciar sus beneficios terapéuticos.

 

 

 

 

 

 

 

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Este post, no tiene la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.


Dejar un comentario