TENÍA QUE TRABAJAR

TENÍA QUE TRABAJAR

naranjos

Con solo quince años de edad le dije a mis padres que no quería estudiar.

 

En ese momento estaba estudiando electricidad en la escuela de formación profesional.

 

No sé por qué motivo elegí esta disciplina, no me gusta y además me da tirria la corriente eléctrica, pero en ese momento en el pueblo solo había eso o contabilidad.

 

Si, se disgustaron bastante, pero comprendieron que estas cosas no se pueden forzar, es como un matrimonio pactado, difícil ser feliz.

 

Así que, mi padre me dijo: ya que no quieres estudiar, tendrás que trabajar, y no nos defraudes.

 

Habló con un vecino que tenía mano y relaciones con gente del campo y comencé la temporada de recogida de naranjas: https://bit.ly/2Y3KWXZ

 

Y viéndolo ahora como espectador, te diría que fue una de mis etapas más felices.

 

Yo era muy joven y todos eran hombres curtidos del campo, y me aportaban mucho cariño.

 

Había una pareja de amigos que era de lo más gracioso que he visto, siempre te hacían reír, nada que envidiar a los cómicos famosos del país, que salen en televisión, todo era un humor natural, improvisado, auténtico, y en ocasiones, lubricado con vino y coñac.

 

Algunos hombres tenían sus propios huertos y cuando se cogía su cosecha, era toda una celebración, a medio día se hacía la paella valenciana, con verduras y conejo.

 

Se contaban chistes, y había mucho cachondeo.

 

Lo recuerdo con mucho cariño, aquí era un trabajo que nunca, por lo menos esos años, tuve mucho reconocimiento social, pero eso a mi nunca me importó.

 

Un saludo,

 

Alfredo

 

 

 

LivingBioEssentials.com

 

BiofreshCosmeticaNatural.com

 

 

 

Nota: Todos nuestros productos son tratados con RADIÓNICA para potenciar sus beneficios terapéuticos.

 

 

 

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Este post, no tiene la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.

 


Dejar un comentario