Viaje a Tailandia

VIAJE A TAILANDIA

Tailandia

Desde el aeropuerto de Bangkok nos recogió un autobús para llevarnos al hotel.

 

En el viaje, la chica que hacía de guía nos colocó unas guirnaldas en el cuello, lo que hacía el recorrido muy festivo.

 

A la entrada del hotel había un cartel que no logré entender en ese momento, pero sí algo más tarde.

 

La imagen estaba llena de fotos de chicas, que eran las que estaban esos días rondando por las instalaciones.

 

Al entrar nos sentimos intimidados por las miradas.

 

Fue impactante para mi entrar al aseo para miccionar y notar unas manos en la espalda que me hacían un masaje, me giré y vi una camilla y los utensilios para ese menester.

 

Costumbre que para un occidental te deja un tanto alucinado.

 

Aquí la gente no deja de sonreír, esto te hace la estancia muy agradable.

 

Cogimos un tuk tuk para buscar un centro de masaje, son mujeres, no con mucha envergadura corporal, pero es un flipe como manejan tu cuerpo, levantando fácilmente las piernas, brazos, como si fueras un muñeco.

 

Se reían mucho porque no estaban acostumbradas a ver hombres con pelo en el pecho y nos decían "monkey".

 

Conocimos en el hotel unas chicas que eran de Barcelona y nos fuimos a una zona llena de locales.

 

Siempre te invitaban a entrar y consumir alguna copa y así íbamos entrando en algunos.

 

Una persona nos llamó para que fuésemos a su local que estaba por un callejón adentro, y bueno, cedimos.

 

Subimos por una escalera exterior de hierro, más bien parecía de película de gángsters, y de repente estaba lleno de gente bebiendo y muchas chicas.

 

Tomamos una copa, mientras observábamos el espectáculo encima de la barra.

 

Era una chica que lanzaba unos dardos desde su vagina y hacía explotar un globo.

 

Tras quedarme con cara de póker al pedir la cuenta, pues nos pidieron como quinientas veces más de lo habitual en otros locales, al principio pensamos que se trataba de una broma, pero poco a poco nos dimos cuenta de que era un atraco bien montado y calculado.

 

Desapareció de repente todo el mundo y encendieron las luces, solo quedó la dueña y unos tíos "cachas" que nos rodearon.

 

Las de Barcelona estaban dispuestas a liarse a puñetazo limpio, pero pensé que no sería buena idea, en las cárceles de ese país no se vive demasiado bien teniendo a ratas como vecinas.

 

Y la justicia ahí para un turista que se involucra en una pelea que no se sabe como acabará, confiar es más que de tontos.

 

Así que, después de esta lógica reflexión hablé con la dueña y negocié el precio.

 

Le dije que no teníamos más dinero, le dimos unos cuantos dólares, pero salimos sanos y salvos.

 

Pero Tailandia es un país muy interesante para visitar.

 

Sus palacios dorados y centros budistas son preciosos.

 

Te dejo este enlace de aceite esencial de lavanda para usar cuando quieras relajarte: http://bit.ly/2AD5Ii9

 

Un saludo,

 

 

 

Alfredo

 

 

 

 

 

 

LivingBioEssentials.com

 

 

 

BiofreshCosmeticaNatural.com

 

 

 

 

 

 

 

Nota: Todos nuestros productos son tratados con RADIÓNICA para potenciar sus beneficios terapéuticos.

 

 

 

 

 

 

 

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Este post, no tiene la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.

 

 


Dejar un comentario