¡Bienvenid@ A La Aromaterapia Radiónica!

Cómo No Bañarte Para Proteger Tu Piel

CÓMO NO BAÑARTE PARA PROTEGER TU PIEL

Como dicen las personas sabias: "¡Nada es demasiado bueno!".

Esto sin duda se aplica a las largas duchas calientes que todos adoramos.

En invierno, estamos ansiosos por volver a congelarnos y sumergirnos bajo el chorro de agua caliente, en verano se suda más, se hace deporte y se va a la playa, a menudo teniendo que ducharte varias veces al día.

Pero…

¿Tiene esto un efecto beneficioso sobre nuestra piel?

¿Cómo podemos reducir los efectos negativos en la piel de las duchas prolongadas y frecuentes?

Probablemente no creas que necesites consejos sobre esta acción diaria, que hacemos casi mecánicamente, pero recordemos algunas recomendaciones invaluables que a menudo olvidamos:

 

  • Demasiado caliente

Un poco de música, bonitos pensamientos, gel de ducha aromático, un relajado baño caliente después de un duro día de trabajo. 

Suena genial, ¿verdad? 

De hecho, esto no es lo mejor que podemos ofrecer a nuestra piel. 

El agua demasiado caliente puede causar sequedad o propensión a dañar e irritar la piel. 

Trata de mantener el agua de la ducha tibia, no caliente.

  • Demasiado largo

Una ducha de más de 10 minutos al día puede alterar la hidratación natural de nuestra piel. 

Sabemos que es difícil, pero inicialmente puedes usar un temporizador para saber los minutos restantes.

Optimiza tu tiempo en la ducha deteniendo el agua mientras te afeitas o te enjabonas.

Al aplicar una mascarilla o acondicionador en el cabello, también puedes cerrar el agua hasta que sea ​​el momento de enjuagar.

Sabemos que a algunos les gusta cepillarse los dientes en la ducha, pero estos son unos minutos más bajo el chorro de agua que podemos ahorrar cambiando este hábito.

Ducha livingbioessentials

  • Con demasiada frecuencia

Sí, de hecho, una vez al día es suficiente para estar limpio, pero no demasiado limpio para dañar nuestra piel.

Nuestra piel necesita ser naturalmente grasa. 

Lo mismo va para el cabello.

Todos sabemos que el lavado con demasiada frecuencia conduce a la grasa excesiva.

 

  • Demasiado agresivo

No te frotes la piel con demasiada fuerza para limpiarla mejor, ya que corres el riesgo de provocar sequedad e irritación. 

Además, no te excedas con la exfoliación, limítala a 2-3 veces por semana.

 Baños Biofresh

  • No recuerdas la última vez que cambiaste tu esponja

 

Los hongos corporales son un ambiente cómodo para que las bacterias crezcan debido a la humedad que forman. 

Guarda tu esponja en un lugar limpio y seco para mantenerla por más tiempo.

Recuerda que la debes cambiar periódicamente. 

 

  • Cantidad excesiva de jabón

Una vez más, la cantidad tampoco es decisiva aquí. 

No es necesario aplicar grandes cantidades de champú, acondicionador o gel de ducha para dejar la piel o el cabello limpios. 

Coloca una cantidad del tamaño de una almendra en la palma de tu mano y esto será suficiente para mantenerte limpio y fresco después de la ducha.

 

  • Y algo para después del baño

La colocación de loción corporal inmediatamente después de la ducha tiene un efecto extremadamente beneficioso sobre tu piel, proporcionándole la dosis de hidratación necesaria.

 Baños BiofreshCosmeticaNatural

CONSEJO ADICIONAL: 

Mantén la puerta del baño cerrada y apaga el ventilador de aire durante la ducha. 

Esto atrapa la humedad y el vapor en el aire y suaviza la piel porque absorbe en lugar de evaporarse.

 

Canta, escucha música, sueña, planifica el día y, sobre todo, haz que la ducha sea agradable y divertida. 

Pero aun así, recuerda que tu piel es tu compañera favorita y no hay nada mejor que sentirse bien en ella.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados