VALIENTE ANTE TODA SITUACIÓN U OPONENTE

VALIENTE ANTE TODA CIRCUNSTANCIA O RIVAL

valiente gladiador

Para ser valiente, hay que tener agallas.

Y eso, es lo que quiero que consigas al leer este artículo.

Voy a darte unos consejos para que sepas qué es lo que necesitas saber para ser más valiente en tu día a día.

Valiente es el que defiende al débil, aun sabiendo que tiene menos posibilidades de ganar, el que se enfrenta al fuerte o a otro valiente, por el motivo que sea.

Vive tu propia vida y guíate por el corazón más que por la razón cuando tengas que elegir entre diferentes opciones y no sepas cuál elegir.

Si has de hacer un cambio, hazlo cuando estés totalmente seguro/a y no tengas dudas sobre si lo que has de hacer realmente va con tu forma de ser y con tu espíritu, con tu esencia más íntima.  

Si existe la duda, mejor esperar a que te aclares y cuando llegue el momento de dar el paso, darlo sin dudar,  con paso firme.

A veces no tendrás claro el camino a seguir, son tiempos de reflexión, donde aflorarán dudas que serán solucionadas a su debido tiempo.

Es un trabajo interior y depende del problema y de cada uno.

Lo que sí te recomiendo, es que tengas paciencia.

Todo fluirá cuando tenga que fluir, y las decisiones llegarán.

Saber esperar también es de valientes, porque la desesperación conduce a un sinsentido que te aleja de una vida de paciente valentía.

Ser valiente es llenar tu vida con lo que tú quieres y no detenerte ante los obstáculos.

ENTENDER LA VALENTÍA

paracaidista valiente

Entiende lo que es la valentía.

El paracaidista valiente no es el que se lanza sin paracaídas, sino el que sabe que lo necesita y sabe que esa herramienta imprescindible debe funcionar a la perfección.

Nada que ver con la letra de aquella vieja canción que decía:

“Y érase un paracaidista que estudiaba para santo, quería tanto a una niña, siempre que iba a dar un salto.

Pensaba tanto en su niña, que un día se dejó el macuto.

Y dices que yo te quiero de un modo un poquito bruto”.

Nada más lejos de la valentía que “tirar la toalla” o acabar con todo, porque es huir de la propia vida.

Una persona guerrera y luchadora trabajará su interior para que si la vida le da palos, hacerse una cabaña, si le da limones, un granizado…

Y pensará:

o gano o aprendo, pero nunca pierdo…

VALIENTE Y JUSTO

valiente y justo

Eres valiente cuando transformas tu miedo en ira constructiva, sin desahogar tus frustraciones contra quien no lo merece, sino sabiendo crear vías de escape para que toda esa rabia contenida se evapore de un modo que no te perjudique ni a ti ni a los demás.

La aceptación, entendimiento y justicia llevados con valentía es todo un arte.

Te animo a que luches a cada momento por ser más valiente.

Descubres la valentía después de reconocer tu miedo, que puede ser instintivo y también puede ser el resultado de una mala experiencia en tu vida, algo aprendido.

Eres valiente cuando eres consciente de ese miedo y te enfrentas a él para atravesarlo.

Si no eres consciente del “peligro”, no vas a hacer un acto de valentía sino más bien un acto de inconsciencia, al no darte cuenta de lo que sucede.

Puedes ser valiente en cada situación cotidiana, porque la valentía es atreverte a verte como capaz, encontrar esa fuerza humana innata en ti que no te dejará malvenderte a la cobardía cuando hay que enfrentarse a adversidades.

Valentía es reconocerte en la posibilidad más triunfadora, inspiradora y positiva, tu mejor versión ante ti mismo y ante los demás.

Tu propia victoria.

Valentía es cruzar descalzo las brasas del miedo con decisión y firmeza.

Ser valiente es ser consciente de la amenaza, y a pesar de ella, afrontarla con coraje y determinación.

VALIENTE Y LUCHADOR

valiente y luchador

Ser valiente es admitir tu miedo.

¡Y vencerlo!

Solo así, puedes lograrlo, de lo contrario, no te conoces.

Sólo ves las circunstancias.

Estás dormido/a.

Puedes ser valiente ante un peligro real.

Pero también puedes serlo ante uno imaginario.

Lo importante es que sepas dónde está la línea que los divide, que sepas separarlos.

Darte cuenta.

Distinguir tu instinto de supervivencia de tus posibles vivencias imaginarias que nada tienen que ver con esos retos del presente.

Ante un miedo real, o huyes o luchas.

Ante un miedo irreal, o te armas de valor, lo derribas y desaparece de ti como la niebla cuando subes la montaña, o te lo crees y te puede llegar a atormentar.

El miedo instintivo te ayudará a sobrevivir, el miedo irracional, obstaculizará tu crecimiento personal hasta que le hagas frente con valentía, y lo superes con éxito, porque tras él, no hay nada.

La valentía te apoyará en ambos casos, tan solo utiliza tu sentido común para actuar de un modo sensato y conforme a tus principios y valores.

Saldrás victorioso/a porque habrás sido valiente ante el peligro y la adversidad.

10 consejos para ser valiente

 

Ahí van 10 consejos para que puedas ser más valiente en tu vida:

 

1-Confía en tu instinto y en lo que sientes.

2-Impón tus propias pautas a seguir en tus relaciones y en lo que te involucre.

3-No permitas que nada ni nadie abuse de ti en ningún sentido.

En tal caso, planta cara.

4-Rebélate contra la injusticia.

5-No hagas lo que no quieres.

6-Sigue los pasos de tu corazón.

7-Ten una mentalidad ganadora.

8-Actúa libremente.

9-Ama la incertidumbre.

10-Crea tu mundo.

 

El valiente da todo por salvar otra u otras vidas o la propia.

El valiente hace todo lo que puede por su causa.

El valiente se entrega al cien por cien y no se rinde nunca cuando se trata de defender lo justo.

Comparte si te pareció interesante,

Saludos,

 

Oscar

 

LivingBioEssentials.com

 

 

BiofreshCosmeticaNatural.com

 

 

Nota: Todos nuestros productos son tratados con RADIÓNICA para potenciar sus beneficios terapéuticos.

 

 

Descargo de responsabilidad: Esta información solo tiene el propósito de educar. Este post, no tiene la intención de curar, tratar, diagnosticar o prevenir enfermedades o heridas, deberá, ante todo, consultar a su médico.

 

 


Dejar un comentario